País:
Estados Unidos
Estado:
Florida

Miami
al compás del sol
Visitar Miami es encontrarse con la más

"extranjera" de las ciudades

estadunidenses, ya que sigue viviendo el

influjo de los pioneros de las finanzas y del

cine; de los inmigrantes y turistas de todo el orbe.

Miami Beach, conformada por casi 15 km de playa, es como un crucero anclado en tierra debido a su ambiente festivo y geografía. Recorrer la zona de la costera con sus bares y restaurantes, la mayoría con música en vivo, es como ir de fiesta en fiesta; y la ubicua presencia del mar con sus aguas azules y transparentes son una invitación constante al chapuzón. Cuando en su paseo por la animada costanera observe grupos de gente, de cualquier edad, tomándose fotos delante de un palacete de estilo florentino, no lo dude: usted está viendo la casa del desaparecido Gianni Versace.
Una de las zonas más apreciadas de Miami Beach es su Distrito Art Deco, frente a la larga playa sur de Miami, sus edificaciones de estilo renacentista italiano se combinan con diseños futuristas en cafetines y restaurantes que abarrotan las aceras de la famosa avenida Ocean Drive.
En nuestro largo paseo por South Beach fue muy agradable encontrarnos, de pronto, en medio de un mercado campesino playero, en el área de Lincoln Road, ubicada entre las calles de Pennsylvania y Euclid. Era una especie de verbena popular en la que se podía comprar una gran variedad de frutas y flores exóticas, disfrutar a la vez de las improvisaciones musicales de talentosos artistas locales y luego sentarse debajo de una de las multicolores sombrillas que pueblan las entradas de los muchos cafetines del lugar para saborear un excelente café. En Down Town tomamos el trencito que le da toda la vuelta a este sector donde se concentra la mayor actividad financiera de Miami, los grandes hoteles, y muchas tiendas, restaurantes y cafeterías. Aún nos tomamos el tiempo para visitar el exclusivo Bayside con sus grandes tiendas de ropa de marca, elegantes restaurantes y cafetines, y a la que los ricos y famosos llegan en sus yates a hacer sus compras. Moraleja: no se pierda por nada esta experiencia que lo acompañará toda la vida.
LLegar al vecindario Coral Gables es conocer las fabulosas casas vestidas de Mediterráneo español, comprar libros y discos donde los conocedores lo hacen, recorrer importantes centros comerciales como Miracle Mile y Miracle Center para finalmente disfrutar de la comida floribeña, resultado de la fusión de las cocinas caribeña y local.
Famosa avenida Ocean Drive en Miami Beach.
Para definir Miami hay que pensar en

pantanos interminables, abundante vegetación

tropical, aves exóticas, velas de embarcaciones,

canales, y por supuesto el mar, que al juntarse con

el cielo, nos conmueve de felicidad azul.

Vista nocturna de la marina en Bayside.
Continuamos andando y llegamos a Coconut Grove, donde se colocó la primera piedra de la próspera Miami, esta zona se distingue por sus innumerables eventos y festividades, aquí todos los días hay algo que celebrar. Las calles de Mayfair nos ofrecen tiendas como The Gap y Banana Republic, restaurantes como el Café Picasso y centros de esparcimientos como Planet Hollywood y los cinemas Cobb. Pasear por el centro comercial CocoWalk localizado en Grand avenue, se convierte a su vez, en una experiencia muy divertida.
Existe también en Miami un paraíso natural para pasar el día, llamado Parrot Jungle. Entre cientos de especies vegetales, desde grandes árboles de plátano hasta un enorme grupo de cactus, podemos visitar el lago de los flamingos, la interesante exhibición de monos y el zoológico de animales que se pueden acariciar. El show de guacamayas, cacatúas y loros entrenados, hacen la delicia de niños y grandes en Parrot Bowl; estas simpáticas aves andan en bicicleta, juegan naipes y hacen mil monerías más.
Miami Beach
No se puede dejar para después al muy de moda Club

Tropigala, ubicado en 4441 Collins Av. Con un elenco

de 30 grandes artistas latinos, el rey de los clubes

nocturnos ofrece el brillo de estrellas de talla

internacional como Willy Chirino, Albita y José Feliciano.

Del puerto de Miami zarpa la mayor cantidad de

cruceros en el mundo. De aquí se contratan los

mejores programas para conocer las islas del Caribe:

Puerto Rico, Jamaica, Bahamas, Santa Lucía,

Cozumel, entre otras.


Vea también:

“París, sueño de Europa
“Las callecitas de Buenos Aires tienen... ese qué se yo”
“Mixquic, una tradición milenaria”
“Valle de Bravo, un paraíso inolvidable”

Un espacio para el turismo virtual
Inicio / Presentación / Agencia / Fotógrafo / Servicios / Links
Premios / Galería / Currículum / Area restringida