País:
Cuba
Estado:
La Habana

Capitolio
Fachada del Capitolio, (construído durante el gobierno de Gerardo Machado,1925), sobre el Paseo del Prado.

La Habana, alegre sin perder su señorío, despliega todo su encanto para acoger al visitante en la majestad de sus calles, de sus viejas y nuevas plazas y en su inolvidable costanera: el famoso malecón habanero que, como deslumbrante cinturón marino, ciñe a la ciudad amorosamente y la entrega a sus habitantes y al que la visita fresca y renovada día a día.

Con una extensión de 727.4 km2, La Habana, situada en la parte más septentrional de Cuba y del archipiélago antillano, se abre hacia el Golfo de México pertrechada tras sus antiguas fortalezas y su profundo puerto.

Llegar a la capital cubana es descubrir una ciudad a la medida del hombre que te invita a caminarla y a descubrirla en sus misterios de amante asequible y esquiva a la vez.

Comenzamos nuestro recorrido desplazándonos hacia el este donde se encuentra su casco histórico, la famosa Habana Vieja, o hacia el oeste de la ciudad dominado por el moderno barrio de El Vedado. En ambas direcciones la vista será maravillosa, a un lado el mar con su intenso color azul y del otro la ciudad con sus hermosos edificios, y su simpática gente.

El casco histórico de esta ciudad, sus edificios, sus museos y palacios, sus conventos, su mansiones coloniales y sus antiguas plazas, sus restaurantes, y bares, hacen las delicias del visitante. La atmósfera que se respira es de una alegría contagiosa que invitan al esparcimiento y al amor.

De las visitas más importantes, es la de la Fortaleza de los Tres Reyes de El Morro, situada en la entrada de la bahía de la Habana, frente a la ciudad, y construída en 1563 con grandes rocas coralinas. Con un faro de 24m, puede apreciarse la bahía desde sus restaurantes y cafeterías.

Vistas de un atardecer nuboso sobre la bahía de la ciudad, tomada desde el edificio Focsa.

Vista del cabaret Café Habana del hotel Melía Cohiba.

En la Habana Moderna esta el barrio de El Vedado, preferido por los habaneros por sus casonas neocoloniales, grandes hoteles, altos edificios, cines, galerías de arte, famosos bares y cabarets.

Por la noche uno puede visitar el Cabaret Copa del hotel Riviera, o el Salón Rojo del hotel Capri o ver un lindo espectáculo del famoso Café Habana, en el hotel Meliá Cohiba, especie de Hard Rock recreado en el estilo de los años cincuenta. No puede visitarse la Habana sin bailar una noche en el Cabaret Tropicana, conocido en el mundo por su estilo único.

A sólo 20 minutos de la ciudad se encuentran las playas de arena blanca, una de las más famosas es la de Santa María, hermosa por sus transparentes aguas. Y para los aficionados a la pesca, la Marina Hemingway, ofrece excursiones y práctica de pesca submarina, entre otros. Y no podía faltar la visita a la mundialmente conocida playa de Varadero; en las oficinas de turismo de cualquier hotel se pueden contratar tours no sólo a esta famosa playa sino también a uno de los paradisiacos cayos cercanos a La Habana como Cayo Largo, para el que hay incluso excursiones de un día que incluyen transporte, coctel de bienvenida y comida a base de camarones y langostas.

Caminar por las calles habaneras, es dejarse llevar por el embrujo de su mística caribeña. Inolvidable Habana.

Vea también
"Paris, sueño de Europa"
“Madrid, la ciudad que nunca duerme”
“Las callecitas de Buenos Aires tienen... ese qué se yo”
“Fiesta de Muertos, una tradición milenaria”
“Valle de Bravo, un paraíso inolvidable”
"Niza, perla del Mediterráneo"

Un espacio para el turismo virtual

Inicio / Presentación / Agencia / Fotógrafo / Servicios / Links
Premios / Galería / Currículum / Area restringida