País:
México
Estado:
Jalisco

Puerto Vallarta
Paraíso de Contrastes
Como en ningún otro destino mexicano de

playas, en Puerto Vallarta encuentro ese

mágico lugar de contrastes entre lo colonial

y moderno, lo selvático y costero, tranquilo

y agitado. Es para jóvenes y no tan jóvenes,

románticos y mundanos, deportistas y

bohemios. Punto de unión entre la selva y el

mar;ofrece a sus visitantes una gran

diversidad de sitios y actividades.

Playas de Mismaloya, donde se encuentra el hotel “La Jolla de Mismaloya”. Lugar donde se filmó la película “La noche de la iguana”.
Su arquitectura colonial y sus calles empedradas son ideales para pasear; representan el aspecto más tradicional de la ciudad. A unos pasos de la plaza principal se encuentra la catedral de Guadalupe con su torre rematada con una corona, réplica de la que usó la emperatriz Carlota. Muy cerca de ahí , en el palacio Municipal, están los murales del pintor naif Manuel Lepe, con escenas de la fundación de la ciudad.

Un buen lugar para contemplar el atardecer es el malecón, con sus esculturas de bronce y los arcos del teatro al aire libre. Pasear por las riberas del río Cuale es una actividad casi abligatoria: ahí se localizan restaurantes, bares, muchas tiendas y galerías. En la ribera se instalan más de cien puestos con artesanías de todo el país: artículos de piel, joyería, textiles, cerámica, cestería, ropa, etc. y es conocido como mercado municipal Río Cuale, Asimismo, las tiendas de artesanías localizadas a lo largo del malecón y en las calles Morelos y Juárez ofrecen amplio surtido.
En Puerto Vallarta son famosas las bellas artesanías hechas por los huicholes, una de las culturas indígenas más interesantes de la orbe, que llegan a la ciudad a comercializar de manera directa sus obras íntimamente ligadas a los rituales propios de sus costumbres étnicas.
Las noches vallartenses son tranquilas y generalmente inician con una cena en algunos de los estupendos restaurantes ubicados en diferentes puntos de la ciudad. Los que están a la orilla del mar como La Palapa o El Dorado son los más románticos (siempre hay algún trío o músico solitario para interpretar melodías inolvidables); mientras que los ubicados en las faldas de las montañas que rodean la bahía ofrecen las vistas más espectaculares.
Fachada de la iglesia de la Sra. de Guadalupe. Calle Hidalgo e Independencia.
Marina Vallarta es un impresionante sitio, símbolo de modernidad, lo que permitió a Vallarta meterse de lleno a la competencia turística internacional de primer nivel. Esta atractiva urbanidad cuenta con un campo de golf de 18 hoyos y una marina turística para 640 embarcaciones, ofreciendo los más recientes adelantos de la ingeniería portuaria y todos los servicios. Posee numerosos hoteles de lujo, condominios, zona residencial y sofisticadas plazas comerciales.
Por otro lado, están sus bellas e inolvidables playas como Mismaloya, en la zona zur, una de las más concurridas debido a su aptitud para la práctica de diversos deportes, por sus bellas palapas y porque aquí se filmó "La noche de la Iguana" hace más de treinta años. Las Estacas es otra bella playa de la zona cuya vegetación de palmar es realmente exuberante; el oleaje es regular y colinda con Conchas Chinas, donde se forman albercas naturales entre las rocas y es posible ver el fondo por la transparencia del agua.
Turistas gozando de la alberca del hotel “Krystal”.
Gozar de Puerto Vallarta, es gozar de un ambiente

propio; la comunidad que la habita es amable y está

orgullosa de su población; además ha sido elegida

por extranjeros como su lugar de residencia,

haciendo del "Barrio Gringo" parte esencial cuando

se piensa en Vallarta. En ella es fácil encontrar todo

lo que un amante de la diversión y de la naturaleza

busca: playa, excursiones, sitios tradicionales y

modernos; en definitiva, vida...mucha vida.

También muy visitada es la playa Los Muertos, en la zona del centro, donde se pueden alquilar lanchas, vuelos en paracaídas y practicar el esquí.
Muy cerca del malecón se encuentra Los Camarones, una tranquila playa, ideal para quienes gustan de los sitios solitarios, aunque se halla desprovista de servicios, excepto los de los hoteles cercanos.
Al norte, en la zona de Nuevo Vallarta, se encuentra Punta de Mita, último reducto de la bahía de Banderas del estado de Nayarit. Allí, el paisaje marino y la vegetación, constituyen un bello cuadro silvestre que vale la pena conocer, ahora, pues muy pronto perderán su encanto natural.
En la región de Marina Vallarta está la playa del Oro; posee 700 metros de arena fina y en ella se puede pescar, bucear y practicar el esquí. La playa El Salado es un poco más larga que la anterior; el color del mar aquí no es tan usual: café claro.


Vea también:

“París, sueño de Europa
“Las callecitas de Buenos Aires tienen... ese qué se yo”
“Mixquic, una tradición milenaria”
“Valle de Bravo, un paraíso inolvidable”

Un espacio para el turismo virtual
Inicio / Presentación / Agencia / Fotógrafo / Servicios / Links
Premios / Galería / Currículum / Area restringida