País:
México
Provincia:
Distrito Federal (Centro)

Los Altares y Retablos
de México D.F.
por Edgardo Solano Lartigau
Iglesia de San Bernardino de Sena.
Nave principal, al fondo el retablo mayor.
Siglo XVI. La iglesia fue concluida en 1590,
su cúpula y torre son posteriores.
El proceso de construcción de un retablo comenzaba con el dibujo de un arquitecto. Luego el carpintero tallaba los ornamentos, columnas y nichos en la madera, los cuales incluían otros labrados más delicados a cargo del entallador, como las hojarascas, granadas y querubines. El ensamblador, unía las piezas que debían embonar perfectamente para luego dar lugar al enyesador, quien lijaba la superficie y la cubría de una fina capa de yeso. Al final aparecía el dorador, quien aplicaba la técnica de oro en hoja, pegándolo al yeso y cubriéndolo de una preparación especial color rojizo que aún hoy se puede admirar.
Es indudable que si hay algo que México puede ostentar con orgullo, son los altares y retablos que luce en sus numerosos templos. reconocidos historiadores afirman que tan solo en en la ciudad de México existieron más de tres centenares de retablos durante el tercer cuarto del s. XVIII, repartidos en iglesias, capillas, conventos y colegios. Por desgracia muchos fueron destruidos a causa de las leyes de Reforma que afectaron los bienes de la iglesia mexicana en el siglo pasado; los que no sucumbieron a la piqueta implacable, fueron reemplazados por otros que estaban de moda en la arquitectura neoclásica del s. XIX. Afortunadamente, ésta es una riqueza que México guarda con celo.
Iglesia de la Enseñanza Antigua.
Gran lienzo encima del retablo principal, del pintor Andrés López en 1779. El tema es La Virgen del Pilar sostenida por un grupo de Angeles.
El antecedente directo de los retablos como construcción, radica en los pequeños frontales que se colocaban en la parte posterior del altar en las primitivas basílicas cristianas y que tenían como objeto mostrar a los feligreses las reliquias sagradas. Los primeros misioneros que llegaron al territorio del actual México, trajeron retablos portátiles con el fin de oficiar las misas mientras se construían los monumentales templos del s. XVI. Los primero retablos fueron levantados por artistas indígenas con la supervisión de frailes españoles. existieron sitios especializados donde se le enseñaba al indígena a pintar y esculpir imágenes y ornamentos de retablos. Así fue como a partir de la tercera década del s. XVI, las iglesias mexicanas comenzaron a proveerse de retablos que en un principio estuvieron regidos por el estilo renacentista (ejemplo del mismo es el retablo principal del templo de San Bernardino de Sena, en Xochimilco).
Catedral Metropolitana. Retablo de Los Reyes, del arquitecto sevillano Jerónimo de Balbás, fue dorado por francisco Martínez en 1735. 25m de alto x 14 de ancho. Es de madera ayacahuite y cedro blanco. Churrigueresco.
CONTINUA...

Conozca más reportajes en:
Un espacio para el turismo virtual
Inicio / Presentación / Agencia / Fotógrafo / Servicios / Links
Premios / Galería / Currículum / Area restringida