País: Cuba
Ciudad: La Habana

Los Guardianes de la Bahía

Por: Milagros Reynaldo

La bahía de La Habana muestra a su entrada la magnificencia de sus monumentos culturales y arquitectónicos. Fortalezas coloniales la flanquean, y dos deidades la custodian y la envuelven en su mito y religiosidad. Desde su fuente de defilnes, que remeda un trozo de su origen y su soberanía, Neptuno muestra su tridente, y Jesús de Nazaret en su verde pedestal abre sus brazos como queriendo abarcar la ciudad. Sin embargo, el fotógrafo, dueño de la magia de los instantes irrepetibles, logra ocultar la lengua de mar que los separa, presente a la vez en la popa del barco que se aleja. Crea la ilusión óptica de aparecer al Dios griego, traído de Italia, Génova, en la tercera década del siglo XIX, de mayor tamaño que el Cristo de La Habana, la obra más alta y una de las más voluminosas, en su tipo, en Cuba y en el Caribe. Erigido en 1958, a 50 metros sobre el nivel del mar, en la cima de la loma de la Cabaña, el Cristo realizado en mármol blanco de Carrara por la escultora cubana Jilma Madera, con sus 18 metros de alto, es la mayor escultura realizada en este material al aire libre por una mujer. Y desde su privilegiada ubicación, concebida también como mirador, se pueden admirar las mejores vistas del puerto habanero y de la capital cubana.

Un espacio para el turismo virtual
Inicio / Presentación / Agencia / Fotógrafo / Servicios / Links
Premios / Galería / Currículum / Area restringida