Breve historia de una imagen

De regreso de una escapada al noroeste pampeano para retratar un ejemplar centenario de caldén (árbol endémico de la región), en compañía de un amigo entrañable, nos ganó una espectacular tormenta de verano.
Después de unos tensos minutos donde el cielo pasó de amenazante a violento, decidimos parar a orillas de la carretera. El sonido de truenos, los flashes de relámpagos y el acelerado movimiento de las nubes -cada segundo mas oscuras- bien hubieran podido escenificar cualquier historia macabra de buen cine.
El momento quedó suspendido hasta que instalé la cámara en el trípode, apunté al horizonte y abrí el obturador por varios segundos; la naturaleza...ella misma...grabaría con su magia la película fotográfica.
No hubo posibilidad de intervenir más que con el encuadre general y tampoco se hubieran podido preveer los resultados de esa aventura en imágenes.
No fue sino hasta el revelado del material cuando pude constatar nuevamente que la impronta dibujada por la naturaleza dificilmente puede ser superada por el ojo humano.
"Desapacible"
La Pampa, Argentina.
Enero de 2003

Un espacio para el turismo virtual
Inicio / Presentación / Agencia / Fotógrafo / Servicios / Links
Premios / Galería / Currículum / Area restringida